Es curioso como cambian los sitios para comer dependiendo del lado del paseo de recoletos...